Gracias a instalación de nuevas luminarias aumenta seguridad en conocido barrio de Rancagua

Publicado el:22 de abr del 2016

Rancagua.- En el marco del desarrollo del Programa Quiero mi Barrio, las 522 familias del barrio Costa del Sol de la capital regional, fueron beneficiadas con la instalación de nueva luminaria, que les permitirá aumentar sus niveles de seguridad.

Se trata de la primera obra que ejecuta el Ministerio de Vivienda y Urbanismo en el sector, iniciativa que en 2014 seleccionó a diez barrios de la Región de O’Higgins, como meta del Gobierno.

La obra consideró una inversión de más de 35 millones de pesos– se realizó en dos etapas. Primero se recambiaron 57 luminarias de sodio de 70 watts por luminarias led de 95 watts, lo que permite un ahorro energético de 45% y se instalaron siete postes de acero galvanizado de ocho metros. Esto se desarrolló en un plazo de dos meses en un polígono que incluye 11 copropiedades del sector Costa del Sol 1 y una copropiedad de Costa del Sol 3. Posteriormente se instalaron 48 proyectores de área con tecnología led y se cambiaron 12 luminarias de sodio en el borde sur de la Avenida El Sol.

“Los niños ahora pueden jugar hasta tarde y las personas en general pueden caminar tranquilas de noche”, explica María Cruz, presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo (CVD) del Barrio Costa del Sol de Rancagua, al ser consultada por el impacto que ha generado la instalación de luminarias en su población.

En el lugar, el Seremi de la cartera en la región, Hernán Rodríguez, encabezó un recorrido nocturno donde participaron vecinos, profesionales del programa y representantes de la empresa a cargo de los trabajos. “A través de esta inspección hemos podido ver que la obra de mejoramiento lumínico, la cual considera el recambio de luminarias viales y el suministro e instalación de nuevos puntos de luz en el Barrio Costa del Sol está concluida en un 100%”, confirmó.







Volver