Programa Quiero mi Barrio inaugura obras en dos poblaciones de Rancagua

Publicado el:24 de may del 2016

Rancagua.- En los barrios Santa Filomena y Costa del Sol se oficializó el término de las “obras de confianza”, que consistieron en la construcción de una plaza e instalación de luminarias, jornada encabezada por el Intendente de la Región de O’Higgins, Pablo Silva, quien, junto a vecinos destacó el aporte del programa en la mejora de viviendas y espacios públicos y en mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.

En Santa Filomena se construyó una plaza de 940 m2 con juegos infantiles, máquinas de ejercicios para adultos mayores, jardineras, distintas especies arbóreas, bancas de madera y luminaria. A su vez, en la Costa del Sol se ejecutó un proyecto de recambio e instalación de luminarias con tecnología Led en distintos puntos de la población. Ambos trabajos se basaron en los requerimientos de los vecinos, quienes manifestaron la carencia de áreas verdes e iluminación, respectivamente.

Los dos barrios fueron seleccionados por el Programa Quiero mi Barrio en 2014, como Meta Presidencial, junto a otros ocho sectores de la Región de O’Higgins. En todos ellos, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo trabajó con los respectivos municipios, propiciando un trabajo en conjunto con los vecinos.


Felices los vecinos con las obras del Programa "Quiero mi Barrio" en Rancagua.

Durante las inauguraciones, el seremi de Vivienda y Urbanismo, Hernán Rodríguez destacó que “este programa está cumpliendo una década, y nos enorgullece decir que ha sido muy exitoso. Buscando siempre mayores niveles de equidad en nuestros diferentes sectores poblacionales, motivando el desarrollo en términos organizacionales. Ahora, el eje transversal siempre ha sido contar con la participación de la comunidad. Aquí los vecinos tienen voz y votos, participando en los planes maestros, lo que genera un sentido de pertenencia importante”, dijo.

María Cruz, presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo, agradeció “al Gobierno por habernos incorporado al programa. No nos sentimos el patio trasero de Rancagua, y eso es en parte gracias al apoyo que tenemos de todas las autoridades involucradas en el programa. Mientras se sigan dando estos apoyos, vamos a seguir creciendo”.



Volver