Niños, niñas y adolescentes de Coquimbo plasman cómo imaginan la ciudad

Publicado el:06 de sep del 2016

Coquimbo.- El Colegio Juan Pablo II fue el escenario para la realización del taller “Imaginando la ciudad”, organizado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, en el que participaron niños, niñas y adolescentes para plasmar en sus maquetas los proyectos de espacio público, equipamiento y vivienda que sueñan para su ciudad.

La iniciativa contó con la presencia del Subsecretario de Vivienda y Urbanismo, Jaime Romero, acompañado del diputado Raúl Saldívar; el Gobernador Elqui, Américo Giovine; la directora Regional de Sename, Verónica Zárate; el director regional del Serviu, Ángelo Montaño y el Seremi de Vivienda y Urbanismo, Erwin Miranda, los que conocieron cada uno de los proyectos y conversaron con participantes.

En la instancia, el subsecretario destacó que “llamó mi atención que en la totalidad de las exposiciones las niñas y niños expresaran un profundo cariño por su barrio y vecinos y que todas las mejoras propuestas responden a un interés colectivo y de integración”, dijo la autoridad.

Las diversas propuestas de vivienda y espacios públicos que los niños desarrollaron, en este taller que duró dos días, tuvieron algunos factores en común, como la inclusión y el fomento por el cuidado del medio ambiente. En ese sentido, Catalina Molina, alumna de 11 años del Colegio Juan Pablo II, desarrolló junto a su grupo una propuesta de Parque Inclusivo, destinado a niños, adultos mayores, jóvenes y personas en situación de discapacidad, con espacios para reciclaje y teleféricos para transportar a quienes tienen movilidad reducida; “fue muy entretenido porque hicimos juegos, salimos a terreno, hicimos actividades y los tíos son muy buena onda. Todos hicimos una maqueta que nos quedó muy bonita y a mí me gustó, me encantó la experiencia porque nunca más se me va a olvidar después cuando sea más grande voy a decir yo hice tal y tal cosa”.

Miguel Barraza, otro de los participantes, quien a sus 13 años destacó lo importante que es que los niños y niñas puedan ser escuchados; “la pasamos bien salimos a terreno, aprendimos, empezamos a hacer maquetas e hicimos muchas cosas que a nosotros nos encantaron. Nuestro proyecto consistía en hacer una casa en Coquimbo, porque acá la mayoría de las veces los cerros son empinados e hicimos una casa cerca del mar porque eso es lo que representa a Coquimbo”.




Volver